Branding-Art como nueva estrategia de las marcas para acercarse a su público a través del arte

Seguramente si hace años hubieras leído que marcas como Renova o Mustang iban a hacer uso del arte como estrategia de comunicación te hubiera costado imaginarlo, ¿verdad?, pues algo que hace unos años hubiera parecido sólo exclusivo de aquellas marcas relacionadas con el diseño se ha convertido ya en una nueva e innovadora estrategia del branding para marcas que en principio nada tienen que ver con el mundo del arte.

752630212

De esta manera, las botas y zapatos Mustang han dejado de ser los únicos productos con los que esta empresa expresa y define su identidad y personalidad. El espacio artístico MustangExperience nacido en 2010 es una galería destinada a la difusión y promoción del arte contemporáneo que busca integrar valores artísticos y culturales en su audiencia. Vivir estas experiencias es lo que también buscan que su público experimente con cada una de sus marcas. Ofrecer experiencias únicas y relevantes es lo que define su misión como marca.

Pero no han sido la única marca que se ha unido a la tendencia de usar el arte como nueva estrategia de branding. La marca de productos de higiene personal Renova, lanzó unos rollos de papel higiénicos rojo y negro tras una visita al circo du soleil que tuvo el presidente de la compañía. Pero si hay una marca veterana en esta tendencia esta es Absolut Vodka con su primera obra de Absolut Vodka Collection en 1985 por el artista y cineasta, Andy Warhol. Fundador y prescriptor del Pop-Art, quien solicitó a la marca Absolut Vodka pintar la conocida botella de esta marca naciendo así el Absolut Art. Una colección que cuenta ya hoy en día con más de 800 modelos diferentes de botellas en la que han participado fans, diseñadores y artistas del nivel de: Keith Haring, Douglas Gordon o el artista DamienHirst.

Se trata de una de las últimas estrategias seguidas por muchas marcas con el fin de proyectar sus valores a través del arte contemporáneo. Surge así el concepto Branding-Art con la intención de concederle a las marcas una visión más creativa, moderna, actual y heterogénea. Pero no hay reglas escritas ni guión al cual ceñirse, el uso del arte contemporáneo como estrategia de comunicación para las marcas está abierto a múltiples posibilidades.

Si bien no en todos los caso sel uso de esta estrategia supone un aumento de nuevos clientes o la fidelización de los anteriores, en la mayoría de los casos si se experimenta un aumento en la difusión, pues como es bien sabido, cada vez que una marca hace algo que le diferencie las probabilidades de que acaben convirtiéndose en un fenómeno viral aumentan. Vale la pena intentarlo, ¿no?