Las mejores opciones para comprarte un coche

Cuando estamos pensando en comprar un coche, no paramos de ver miles de ofertas diferentes para comprar un mismo coche: nuevo, seminuevo, de segunda mano… Todas nos convencen pero ninguna nos encanta.

En ese momento en el que tenemos que decidir si comprar un monovolumen, un todoterreno o un deportivo es muy importante confiar en el concesionario en el que vayamos a hacer la compra. En centrauto.es podéis consultar diferentes tipos de vehículos, tanto y escoger entre los presupuestos que mejor se adapten a vuestro bolsillo.

las-mejores-opciones-para-comprarte-un-coche

Y es que decidir qué tipo de coche necesitamos no es una tarea fácil. Para ayudaros a decidir con qué tipo de coche haceros, hoy os traemos una selección de las mejores opciones para comprar un coche. Así, podréis ahorrar comprando justo lo que más se adapta a vuestro tipo de vida.

 

Coches nuevos

Los coches nuevos son ideales para cuando ya llevamos unos cuantos años de rodaje con otros coches. Nunca antes han sido utilizados (salvo, en algunos casos, para transporatlo hasta el concesionario) y por eso también cuentan, por lo general, con varios años de garantía.

 

Son una gran opción si pensamos en este coche como una inversión a largo plazo, ya que estos coches, sin duda, son los que más duran. También es cierto que son mucho más personales que un coche de segunda mano, ya que somos nosotros los que escogemos el modelo, el color o la capacidad.

 

Dentro de esta categoría están los coches en stock, nuevos y sin matricular pero en los que no se pueden escoger las prestaciones.

Coches de KM0

Son coches que están nuevos o prácticamente nuevos, por lo general. Sin embargo, o bien el concesionario o bien el fabricante del coche, ya han matriculado este vehículo. La única diferencia sería que el comprador sería el segundo dueño del coche.

 

Es cierto que algunos de estos coches tienen algunos kilómetros encima (lo normal son 100 km o menos). Además, al no ser coches estrictamente nuevos, los concesionarios los venden bastante rebajados de precio. Ideal si queremos un coche nuevo y nos da igual el modelo o las características.

Coches seminuevos

Los coches seminuevos son aquellos que tienen siempre menos de 2 años. Además, tampoco pueden superar los 25.000 km de rodaje en carretera. Una de las partes buenas de estos vehículos es que, a pesar de no ser nuevos, siempre suelen contar con una garantía extendida por uno o dos años.

 

Es una forma fácil y segura de comprar un coche sin necesidad de invertir mucho dinero. Ideal si queremos hacernos con un coche para utilizarlo a largo plazo, pero no queremos gastar mucho.

 

La importancia de los datos: Big Data y Small Data

Los hábitos de los consumidores son los que marcan las tendencias en el marketing. Marketinianos y profesionales de la materia estudian cada año las formas de llegar al consumidor de la mejor forma posible,  y eso lo consiguen analizando sus hábitos, tendencias, opiniones, gustos y demás. Una de las grandes o conocidas formas para analizar gran parte de esta información se basa en el Big Data.

El Big Data

El Big Data consiste en la recopilación y almacenamiento de un gran volumen de datos, de manera distinta que las formas convencionales. Una recopilación de datos convencional que cuenta con un software normal no puede abarcar el volumen de información que trata el Big Data.

la-importancia-de-los-datos-big-data-y-small-data

Son datos a gran escala de diferentes tipos que están recogidos mediante herramientas especializadas como Intelligencie, NoSQL, entre otras. Los datos que se recogen en este sistema son:

  • Estructurados: Datos como números, fechas, cadenas de caracteres que se almacenan en tablas y hojas de cálculo.

 

  • Semi-estructurados: el HTML, XML o el JSON.

 

  • No estructurados: imágenes, documentos, audios, vídeos, y demás.

Datos cuantitativos que utilizan muchas empresas para mejor en las formas de trabajo para con sus clientes. Datos que se trasforman en comportamientos y patrones predictivos de compra. Información útil para el empresario con el objetivo de conocer más a sus clientes, y poder cubrir sus necesidades en función de su perfil y  sobretodo, adelantarse a sus deseos.

Pero en el mundo del marketing todo está en constante cambio. Lo que un día es el boom,  a los pocos meses se queda obsoleto. Y es lo que está pasando con el Big Data. Muchos profesionales del marketing han llegado a la conclusión de ¿y si nos centramos en los detalles? Al hacer esta pregunta, los marketinianos han creado lo que se conoce como Small Data.

El Small Data

El Small Data, a diferencia del Big Data, consiste en el análisis de información más pequeña pero de carácter muy relevante si se analiza como es debido. Se aplica sobre todo en el Social Media y consiste en la medición principalmente de opiniones, sentimientos y emociones de los usuarios en foros, redes sociales, y demás portarles webs. Datos cualitativos que ofrecen una nueva visión de trabajo. Se caracteriza por ser una técnica mucho más humana.

Hoy en día los negocios que más proliferan son los de venta online. Negocios donde la posibilidad de interactuar con el cliente en primera persona es irrealizable. El Small Data es una buena forma de trabajo con la que poder conocer sus gustos, deseos, necesidades y así mejorar como empresa y como e-commerce. En un mundo donde todo está digitalizado, el trato con el usuario es nulo o muy escaso y se compra a través de una máquina, es difícil que el cliente sienta afecto por tu empresa. Para evitar esta situación, es muy importante establecer técnicas de acercamiento y sobre todo, humanas, para que así pueda sentirse querido y especial.

 

Cómo evitar estafas en Internet

Ya son muchas las personas que compran por Internet. Según un estudio de iab Spain sobre e-commerce, desde el 2013 al 2015, las compras online en España han aumentado en un 52%. Eso significa que ya son más usuarios los que compran a través de tiendas online.

como-evitar-estafas-en-internet

A pesar de esta subida, la gente todavía tiene dudas a la hora de pagar online, porque a la vez que aumentan las tiendas online, también se incrementan las estafas en este canal de venta. Para estar seguros de lo que compramos y para evitar una fraudulencia, es mejor que tengas en cuenta estos consejos.

Consejos de seguridad para comprar online

  • Intenta comprar desde una web segura. Evita las redes públicas ya que tanto hackers como ciberdelincuentes tendrán más posibilidades de coger tus datos.

 

  • Protege tu equipo o dispositivo desde donde vayas a comprar. Debe estar correctamente actualizado y con un buen antivirus.

 

  • Evitar comprar a través de mails que has recibido al correo, ya que tratarse de un phishing. Las ofertas existen, pero no son tan buenas.

 

  • Asegúrate de que tengan política de privacidad y la tienda en donde vayas a comprar posea la opción de devolución.

 

  • Busca que la empresa tenga algún sello de calidad y/o confianza.

 

  • Utiliza el método de pago más seguro.

Métodos de pago seguros

Una vez sepas lo que vayas a comprar, te asegures de que sea un sitio seguro y revises todas las pautas anteriores, te presentamos las dos formas de pago más seguras en la red.

Pago online sin tarjeta

Empresas como PayPal permiten a los usuarios crearse cuentas donde quedan vinculadas sus tarjetas de crédito. Estas empresas actúan como intermediarios entre el comprador y el vendedor. Toda la transacción se hace con PayPal o la empresa en cuestión. En caso de no recibir el pedido o no acoplarse a tus expectativas, PayPal puede retener en dinero y no efectuarse el pago. En caso de no realizarse la compra, se devolverá el dinero al comprador. Esta forma de pago es de las más seguras y la que cuenta con más garantías.

Tarjetas de crédito o débito

Es la forma de pago más común.  En la mayoría de las tiendas online aceptan el pago con visa, MasterCard o American Express entre las más comunes. Las tarjetas de débito, ya sean visa, electrón o maestro también permiten hacer la compra online.

Este sistema de pago se considera que está doblemente protegido por las diferentes entidades bancarias, tanto la del dueño de la tarjeta como la de la propia tienda online. Además, cada vez más son los bancos que permiten la acción activar y desactivar las tarjetas, únicamente para la compra online, lo que garantiza aún más la seguridad de tus datos bancarios.