Compras online vs compras físicas

Está claro que, actualmente, las compras por Internet se han convertido en una forma de adquirir productos tan normal como bajar a la tienda de abajo a por el pan. Las compras online, en muchos sectores, han desbancado a las tiendas físicas, por cuestiones de abaratamiento de costes, entre otras.

En los últimos años las compras a través de Internet se han incrementado muchísimo. Se calcula, aproximadamente, que en el último año unos 9 millones de españoles realizaron algún tipo de compra online. Si comparamos esto con las cifras de años anteriores, nos daremos cuenta de que el aumento es claramente significativo.

Para todos aquellos que aún estéis dudando entre empezar a comprar online o seguir comprando en tiendas físicas, hoy os traemos un post en el que hablaremos de las ventajas que tienen cada uno de estos tipo de ventas.

Por poneros un ejemplo, si estáis buscando productos para renovar vuestro dormitorio, en Internet podréis encontrar muchísimas tienda de colchones que, sin duda, os ofrecerán los mejores servicios al mejor precio.

ventajas-comprar-online

Ventajas de las compras online

  • Comodidad: está claro, poder comprar desde casa es un gusto que a todos nos gusta de vez en cuando. Cuando llueve, hace frío o estamos enfermos a nadie le apetece bajar a comprar y con las compras por Internet no tendremos que volver a hacerlo.
  • Tiempo: el ahorro de tiempo es también muy significativo por dos motivos. El primero es que nos permite comprar a cualquier hora del día y el segundo es que nos ayuda a ahorrar tiempo en los desplazamientos.
  • Globalización: Internet nos permite comprar productos que provengan de cualquier parte del mundo, cosa que en las tiendas físicas es casi imposible.
  • Descuentos: los descuentos por compras online son un claro ejemplo del ahorro que supone comprar po Internet. Además, como las tiendas ahorran en facturas (agua, electricidad) y en personal, por lo general, ponen precios más bajos a sus productos.

Ventajas de las compras físicas

  • Inmediatez: lo bueno de comprar en una tienda física es que en el momento de la compra, nos llevamos el producto a casa.
  • Pruebas: otro buen motivo para comprar en tiendas físicas (por ejemplo, la ropa o el calzado) es que podemos probárnoslo y asegurarnos de que es nuestra talla y de que nos queda bien.
  • Recogida: con las compras físicas no tenemos problemas de ningún tipo con las empresas de transportes, ya que no dependemos de nadie para que se nos entregue el producto.
  • Devoluciones: las devoluciones son claramente más sencillas en el mundo de las tiendas físicas. Si algo no nos gusta o no nos sirve, siempre podemos acercarnos a la tienda y cambiarlo, sin hacernos cargo de gastos de envío o de complicaciones similares.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *